You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Formas de pago

Ahora mismo, la tecnología aporta el mayor volumen de transacciones online entre empresas y consumidores. Pero la verdadera moneda del comercio digital es la confianza.

Además de ofrecer una seguridad transaccional que proteja los datos de los clientes, una gran manera de conseguir dotar de confianza la operación es ofreciendo distintas formas de pago. De esa manera, podrá escoger la que más confianza le suscite.

Comprar online en la actualidad es totalmente seguro. Sólo tenemos que tomar algunas precauciones y optar por la forma de pago más adecuada en cada caso. Nuestros tipos de pago son los siguientes:

 

1. Paypal

Lo que hace PayPal es mediar entre el comprador y el vendedor, de forma que el vendedor sólo recibe un correo electrónico del aviso del abono y la cantidad monetaria correspondiente al artículo vendido. Esto quiere decir que en ningún momento conoce los datos personales del comprador, como tampoco su número de cuenta. Esta seguridad unida a la sencillez de la transacción, posibilita una gran cantidad de usuarios.

Más ventajas

  • Rapidez: para comprar sólo se necesitan los datos de acceso de PayPal.

  • Flexibilidad: se puede ingresar el dinero en PayPal a través de tarjeta, transferencia, otra cuenta de PayPal o utilizarlo como pasarela de pago.

  • Uno de los puntos fuertes de PayPal es la cantidad de usuarios y vendedores que confían en él, así como su eficaz sistema de resolución de conflictos.

  •  También es buena opción para quien no quiere o no puede pagar con tarjeta, ya que permite hacerlo a través de un cargo a tu cuenta bancaria.

 

2. Tarjetas

Las tarjetas son herramientas de pago plásticas, numeradas y magnetizadas, emitidas por una entidad bancaria que autoriza a su portador a emplearlas como medio de pago en los negocios adheridos a este sistema. El instrumento que se utiliza para materializar estos pagos es la pasarela de pago, también llamada TPV virtual Redsys, que es la versión online del clásico datáfono que podemos encontrar en las tiendas físicas.

Es el más extendido. Lo menos arriesgado es usar una tarjeta prepago a la que transferimos lo que vamos a gastar. 

Si no tienes una tarjeta de este tipo, resultan mejores las de crédito que las de débito. Aunque la legislación es la misma, con la de crédito es más fácil detectar a tiempo un uso fraudulento.

La mayoría de tarjetas incorpora un sistema de compra segura que identifica al titular de diferentes maneras:

A: Te envían una clave al móvil que tendrás que teclear antes de comprar.

B: Pasarela segura o TPV virtual Redsys: la tienda no tiene en ningún momento los datos de tu tarjeta, ya que la transacción se gestiona a través del banco. 

 

3. Contrareembolso

El pago contra reembolso permite el cobro de una venta online en el momento de su entrega. Esto hace que se perciba como un método seguro entre los consumidores que no confían plenamente en el eCommerce, ya que, además, puede comprobar la calidad del pedido antes de abonarlo.

En Mafer Muebles el contrareembolso se abonará un 60% en el momento de la compra mediante transferencia y el resto al transportista en la descarga.

 

4. Transferencias bancarias

En este caso, Mafer Muebles proporciona al cliente los datos de una cuenta bancaria para que puedan proceder al pago del pedido, que se gestionará una vez se confirme dicho pago. 

Hay quien no se fía de introducir los datos de su tarjeta en internet y prefiere realizar transferencias bancarias, las de toda la vida.

Existen comercios online que aceptan este método como forma de pago. Lo habitual es indicar la referencia del pedido en el Asunto de la transferencia y esperar a que el propio comercio reciba y valide el pago.

 

5. Banco online

Consiste en una plataforma móvil en la que se centralizan todas las operaciones (pagos, movimientos, saldo, cotnrataciones…), de modo que el usuario no tenga que trasladarse a una entidad física o a una página web asociada.

Ventajas

  • Pagos móviles de forma fácil.

  • Seguridad y control sobre el dinero.

  • Centralización de operaciones.

  • En todas partes y en todo momento.

  • Cuenta gratuita y sin condiciones.

 

*Para finalizar dejamos algunos consejos útiles:

  • Pon a punto tu dispositivo antes de comprar. Es recomendable tener instalado un antivirus para descartar posibles virus capaces de recopilar información personal y bancaria del dispositivo. Además, el software instalado en el dispositivo debe estar actualizado.

  • Utiliza una conexión segura. Evita comprar haciendo uso de redes wifi públicas, ya que no ofrecen ninguna garantía de seguridad.

  • Busca tiendas online cuya dirección empiece por HTTPS y muestren un candado en la barra de direcciones. Esto garantiza que la información que se transmite esté cifrada.

  • Revisa la información que proporciona la tienda online: quiénes son, dónde tienen domicilio fiscal, qué datos recopilan de los usuarios y con qué fin, formas de pago que permiten, política de envío y devolución.

  • Indaga sobre la tienda en buscadores, redes sociales y foros. Comprobar qué opiniones tienen otros usuarios sobre ella puede proporcionar mucha información.

  • Si tienes dudas sobre la fiabilidad de una tienda online, es mejor descartar la compra y buscar una alternativa.